¡Envíos a todo Chile! Su envío es GRATIS por compras mayor a $49.990

0

Tu carrito está vacío

Efecto de las hormonas en nuestra piel: Pubertad, embarazo y menopausia

Los problemas en la piel pueden ser muchas veces atribuidos a cambios hormonales que ocurren a lo largo de nuestras vidas. Hay etapas donde estas alteraciones son aún mayores y donde las consecuencias son más visibles: Pubertad, embarazo y menopausia


Las hormonas son mensajeros químicos que viajan por todo el cuerpo coordinando procesos complejos como lo son el crecimiento, el metabolismo y la fertilidad. Los cambios en la piel están muchas veces relacionados a las fluctuaciones en las hormonas sexuales(estrógeno, testosterona y progesterona). Las hormonas masculinas, en especial la testosterona, son conocidas como andrógenos y las mujeres producen pequeñas cantidades de ellas también. 


El estrógeno ayuda a estimular la producción de colágeno, elastina y ácido hialurónico que ayuda a la piel a mantenerse tersa y firme.


La progesterona estimula la producción de sebo y puede provocar la acumulación de aceite.


La testosterona, que generalmente se presenta durante la menstruación, funciona de manera similar a la progesterona al activar las glándulas sebáceas para producir aceite.

1. Pubertad

 

Durante la pubertad, nuestro cuerpo produce un exceso de hormonas masculinas (andrógenos) que estimulan la producción de sebo en las glándulas sebáceas. La sobreproducción de aceite es uno de los síntomas que pueden provocar la aparición de acné. Se estima que un 85% de los adolescentes sufre de acné en algún punto de esta etapa.

 

Para minimizar el impacto en las fluctuaciones hormonales durante la pubertad lleva unarutina básica de skincare, sigue una dieta saludable e intenta manejar el estrés. Recuerda consultar con tu dermatólogo si es que la aparición de acné es persistente. 

2. Embarazo

 

Durante el embarazo nuestro cuerpo sufre muchos cambios, incluida la piel. En esta etapa se experimentan niveles elevados de estrógeno y progesterona. Se cree que estas hormonas contribuyen al melasma de la piel, y esta condición afecta a un gran número de mujeres embarazadas.

 

Cuando el melasma ocurre durante el embarazo, se conoce como cloasma y se caracteriza por manchas de color marrón oscuro que suelen aparecer alrededor de la frente, la nariz, los labios superiores, las mejillas y a veces, en algunas partes del cuerpo. De manera similar, esta hiperpigmentación causada por hormonas también puede hacer que los lunares, pecas o marcas de nacimiento existentes cambien de color. Si bien el cloasma y la hiperpigmentación pueden ser un problema cosmético, no supondrán ningún daño físico a la mujer o al bebé.

 

No existe una forma segura de prevenir el cloasma, pero se pueden reducir los brotes limitando la exposición al sol y aplicando protector solar todos los días. Por lo general, estas manchas desaparecen dentro de los tres meses posteriores al embarazo, una vez que las hormonas se restablecen.

 

Además, los cambios hormonales en esta etapa pueden causar acné, estrías, caída del cabello, erupciones y picazón. 

 

3. Menopausia 

Durante la menopausia, los niveles de estrógeno disminuyen y los niveles de hormonas andrógenas aumentan, esto causa en algunas mujeres la aparición de acné, piel seca, arrugas, vello facial y manchas rojas en la piel.

Además, cuando el estrógeno se debilita, también lo hace la producción de colágeno, lo que provoca la disminución del grosor de la piel, flacidez y arrugas. Investigaciones muestran que las mujeres pierden alrededor del 30% de colágeno durante los primeros cinco años de la menopausia, pero afortunadamente esto se puede abordar siguiendo una adecuadarutina de skincare

 

Para tratar la pérdida de colágeno, se pueden tomar suplementos de colágeno o comer alimentos ricos en esta proteína. Para tratar las arrugas, el uso de productos con retinol no solo pueden reducir la apariencia de las líneas finas, sino que también puede ayudar a estimular el colágeno.

 

Para tratar la sequedad de la piel durante la menopausia, los dermatólogos generalmente recomiendan probar un humectante con ceramidas y evitar duchas largas y calientes que pueden resecar la piel.

 

Otra preocupación común son las manchas de la edad. El estrógeno puede proteger la piel de la exposición a los rayos UV, por lo que sin esta protección adicional, es importante aplicar protector solar a diario.

 

Al comprender cómo nuestras hormonas pueden afectarnos en cada etapa de la vida, podemos ajustar nuestras rutinas para prepararnos y tratar cualquier problema potencial que pueda aparecer en la piel.

 


Dejar un comentario


Ver artículo completo

¿Qué productos puedo usar para las líneas de expresión?
¿Qué productos puedo usar para las líneas de expresión?

¡Eres única y especial!
¡Eres única y especial!

3 consejos para cuidar tu piel en el verano....
3 consejos para cuidar tu piel en el verano....